Re-comenzar

aussiegall

aussiegall

El año nuevo no es nuevo para todo el mundo y sin embargo se celebra mayoritariamente en el planeta con un lapso de horas entre país y país. Si hoy decidiéramos que diciembre tiene 48 días, por ejemplo, podríamos comenzar a preparar las fiestas otra vez. No es malo.  No es malo si lo  ‘absurdo’ se convierte en ‘normal’ por un rato. No es malo y tiene que ver con la actitud que enfrentemos lo que viene para nosotros en un futuro inmediato. 

Como le decía la querida madre de la chanchi en una respuesta a su último post, he estado pensando que la vida no se puede perder a diario dándole vuelta a los problemas sin solución inmediata, las deudas y los imprevistos increíbles (mientras escribo esto me acaban de llamar para cobrarme $ 3.500 por una pasada por la autopista del sur sin tag de septiembre del 2006!!! cuando yo vendí el auto en agosto de ese añoooo, menos mal que son pocas lucas) porque aunque los dramas nos persigan como boomerang podemos dejar de pensar en ellos y concentrarnos en lo importante: en la gente que amamos y en los buenos momentos que pasamos juntos. 

Ayer, sin ir más lejos, en una situación cercada por inconvenientes, mi hijo menor y yo acudimos a los viejos juegos de mesa para liberarnos un rato. Cuando ya habíamos cerrado partidos de varias cosas, aparecieron las cartas. Pensar en jugar carioca era un atentado a esas alturas, entonces cuando yo estaba a punto de irme a acostar, el enano- que ya dejó de serlo hace rato- me dice…”juguemos a lo que salga” ¿cómo, lo que salga? pregunté. “Lo que salga” insistió él, después de lo cual nos pusimos a juntar jokers, hacer escalas mixtas, duos y figuras raras hasta que él dijo “¡Gané”! y puso todas sus cartas en la mesa. Ni les digo el ataque de risa que nos dio y hoy, cuando se lo contaba a un amigo, me di cuenta de que es esa mirada la que nos hace falta para VIVIR mejor: ver las cosas desde otro ángulo.

Es cierto que no siempre se puede. Hay que cumplir con ciertas rutinas y reglas que, algún día en que seamos evolucionados, serán más flexibles, pero que mientras tanto joden un poco. Entonces, la auto terapia o la auto-ayuda consiste en buscar la forma, encontrar la pasión en los momentos menos pensados para elevar la energía y coincidir con  gente y situaciones luminosas en vez de darle importancia a las situaciones oscuras y limitantes.

Se que poco tiene que ver este post con otros semi-recientes, bastante depresivos, pero esto es en verdad lo que me guía aunque a veces no se note. Por otra parte, dije que amanecería el 2010. ¿O no?

Pidan, deseen, trabajen por sus sueños. En la medida que nos rodeemos de gente más feliz y esperanzada, el logro será colectivo y sólo quedaremos los brujos (los hechiceros seguirán reunidos, lejos de nosotros). Que la foto que ilustra esta nota nos motive a volar.

FELIZ AÑO DEL TIGRE!

Anuncios

La noche

La noche- que por siglos ha sido vinculada con la  magia, la  desesperación y la bohemia,  aquella  que lleva a compartir pensamientos profundos y tragos  interminables (no confundir con “¿quién lo dice? ¡la noshe!”)- nos acecha toda la vida y nos alcanza de vez en cuando.

Ayer me alcanzó la noche, con una luna inmensa corrió con maestría a atraparme en el momento exacto en que la vislumbré frente a mi ventana. Y si por estos días me duele el alma, la “loca de la casa” dio rienda suelta a su insensatez avalada por la luna. Y me dolió la traición y la estrechez de mente y la siutiquería y la pobreza. Entonces me dolió la vida y tuve que empezar a rezar como cuando era niña para pensar en lo bueno que me queda, que al final es lo único que importa y que justifica todo: mis hijos.

Por suerte espero el día para el 2010.

Esperando…

waiting_for_you_by_jjap1

…que con el nuevo año duelan menos las ausencias..aquellas inevitables e inesperadas, aquellas que devastan, aquellas que sólo dejan lugar para la reinvención grupal y la creencia de que volveremos a estar juntos algún día en alguna parte.

… lo demás (incluso tú) ya no tiene importancia