Las fotos de mi padre

20170228_170931

Así se llama el blog que inicié hace unos días con el objeto de mostrar algo de lo que mi padre, Miguel Rogers Cavero, hacía en fotografía. Si bien siempre fue un aficionado, le puso mucho empeño y en los registros que iré subiendo al blog, se nota.

Aquí va la dirección, por si te interesa dar un vistazo https://lasfotosdemipadre.wordpress.com/

 

Mis amig@s

Ad portas de mi próximo cumpleaños, pienso en mis amig@s y sin mediar mucho análisis, concluyo que tengo suerte. Tengo amig@s para toda ocasión y la mayoría son multi-ocasión, aparte de ser amigos para siempre. Por eso doy gracias.

  • Tengo una amiga-hermana, desde que ambas teníamos seis años, con la que peleamos cada cierto tiempo, para volver a ser las mismas de siempre a los pocos días.
  • Tengo una amiga-hermana desde hace cuatro años, con la que todavía no peleamos porque me tiene paciencia y tiene unas orejas grandes para escucharme mejor. Mis orejas también están creciendo.
  • Tengo un amigo que me ayuda cuando estoy en problemas y me cuenta los suyos que, al igual que los míos, se repiten en forma intermitente. Tiene bruja celosa, eso lo aleja y resulta una pena. Sigue leyendo

Dando vueltas

Otra vez por aquí, motivada por la lectura del blog de la PAZ, retomando la nostalgia de la época en que todos escribíamos a diario. Hace mucho de eso.

Siempre quise dedicarme a las letras. Tengo un par de libros publicados y cientos de artículos dando vueltas por ahí, pero éstos últimos son una presión diaria, una obligación laboral que, sólo a ratos, me provoca cierto placer.

Recuerdo los primeros pasos, aquellos infaltables diarios de vid,a en la historia de una pre-adolescente. Luego vinieron las colaboraciones y más tarde la profesión. ¿Por qué necesitamos escribir? Hay miles de razones, pero ninguna explica en su totalidad lo que se siente cuando una imagen se vuelve palabra y ella a su vez se traduce en imagen para los otros.

No sé qué tan buena puedo ser, no sé si calzo siquiera con el concepto de escritora y, la verdad, poco me importa. El ego ya va en pleno descenso, sólo prevalece la necesidad y esa surge de vez en cuando, en la medida que me permito un minuto para retratar la vida.

Image

Nostalgia

Ando con nostalgia, de aquella inventada, fantasiosa y cibernética. Esa ‘saudade’ de escapismo bloguero que tantas juntas catárticas generó el año pasado. Pero ya nada es lo mismo. Muchos se pelearon, varios dejaron de escribir y los más intentamos ganarnos la vida todos los días por lo que tenemos poco tiempo para visitarnos y actualizar.

Los que se van dejan un vacío irreparable, la energía no volverá a ser la misma. Afortunadamente tenemos la vida