Deliciosa dispersión

Desde hace un tiempo, he vuelto a trabajar en forma independiente. Eso implica escribir, traducir, generar contenido para sitios web, reportear y realizar campañas publicitarias diversas, a pedido.

Debo confesar que, en un principio, me causó terror dejar de recibir el “sueldo estable” que tenía en mi calidad de RRPP de una empresa educacional. Sin embargo, tal como me dijo un querido amigo, reencontrado gracias a la tecnología actual (y no fue el FB, fue el blog), estuve sufriendo del “sindrome de empleado eterno”. Bueno, el tema es que se me pasó y ahora me encuentro disfrutando de la bendita y deliciosa dispersión.

Gracias a la independencia, puedo levantar a los niños, darles desayuno, mandarlos al colegio y a la universidad y dormir media hora más. Después me pongo a grabar para la radio y comienzo a organizar las otras actividades que tengo que cumplir… por un rato. Si me aburro, tomo la bicicleta y circulo por las calles de mi comuna, con una felicidad loca. Luego vuelvo a trabajar llena de energía.

El problema es que estoy recién en etapa de organización. Si un día cambio demasiado los esquemas, me queda un caos mayúsculo en el trabajo, porque, por muy libre que sea, tengo plazos para entregar las tareas asignadas. Por otra parte, la posibilidad de hacer cosas en mi casa, ver las noticias en televisión y hasta enterarme de qué pasa con la farándula chilensis, es un pequeño y banal lujo que antes no podia disfrutar. Y la verdad es que no me interesaba, porque sentía que perdía el tiempo, pero ahora ( igual considero que es una pérdida de tiempo:) no tengo ningún cargo de consciencia.

Por otra parte, la calidad del tiempo que dedico a cada cosa es infinitamente superior a la que le asignaba con anterioridad. Es decir, hago todo de manera más consciente. Estoy presente en cada cosa y disfruto hasta de ir a la feria, situación que antes me lateaba profundamente. A raíz de esto, me he acordado mucho de una de las pocas Claudias buenas que conozco (je), la Canifrú, que con el cuento de su “maternidá”, decidió convertirse en “dueña de casa”. Tengo claro que yo no llegaré hasta ese punto- a menos que consiga marido rico, cosa que no me enloquece a menos que sea mi alma gemela- pero sí he aprendido a disfrutar de las cosas simples y hacerlo a concho.

Veremos qué sucede más adelante. Mientras tanto, bendigo a la tecnología que me permite todas estas libertades:)

9 pensamientos en “Deliciosa dispersión

  1. Si, es velda que me converti en dueña de casa, pero puta que me aburro!!!!! En fin, todo sea por mi hija.

    Me parece excelente este post, lleno de energia y buenas vibras.

    Un abrazo.

  2. Como alguien que hace años emprendió el camino profesional independiente, te puedo decir que es un camino con altibajos. Los más duros son los altibjajos económicos (sobre todo la parte de los -bajos), pero de otro lado, ser dueña de tu tiempo es invalorable.

  3. Concuerdo con chuchetis.Es un post necesario y apoyador para las que si estamos en casa trabajando en todas sus formas.Yo me aburro muchas veces queriendo ir a la calle y ser una “asalariada”,pero luego digo:Quién como yo que voy a la feria(también me cargaba),veo mis hijos,genero dinero y me levanto tarde .
    Esta etapa ,vívela a concho,mira que en la vida todo es impredecible…hasta la pega😀

    lo mejor para ti!

  4. Mary!!, me explotó el cerebro de gusto leyendo este post. Sentí tanta buena onda emanando de él.

    Yo soy ingeniero y llevo cerca de 3 años trabajando… ¡y estoy apestadísimo!. Lo que más odio es no ser dueño de mi tiempo y que en mi empleo, sea aceptado culturalmente el quedarse hasta tarde, el llevarse pega para la casa… ¡mal!. Lo odio.

    Te juro que me inundó de gusto leer este post.

  5. Que rico!
    yo tambien ordenadome los tiempos… tengo consulta privada y ahora oomenzaré en la escuela donde estudié.
    Saludos

  6. Me quedó claro que es la feria por allá. Por acá es fiesta y más.

    Felicidades por disponer de tu tiempo como tú lo quieres.

  7. Que bueno puedas hacerlo, yo también he pensado en dejar de trabajar apatronada y si lo logro escribiré sobre ello.

    Disfruta esta etapa y haz todas las cosas que te hagan feliz, un gusto pasar por tu blog que emana puras buenas vibras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s