Arrendar casa, una broma pesada

Hace rato que quiero cambiarme. En realidad, desde que llegué a este departamento quiero cambiarme. Sólo una vez antes había vivido en “las alturas o el campamento en altura” como dice mi vecina y era soltera. Entonces daba absolutamente lo mismo tener o no tener un poco de tierra para regar, plantar alguna cosa , o simplemente tocarla para asegurarse de que aun existe bajo las toneladas de cemento la rodean. No había hijos con los que salir a tomar aire, ni hacer asados, ni tocar guitarra. Si quería algo así, me bastaba con salir a la casa de alguien y luego llegar a dormir.

Retomando, me quiero cambiar. A comienzos de año tuve la plata para hacerlo (No es fácil reunir mes de arriendo,  garantía y el porcentaje del buitre intermediario, si existe. Aclaro- para los de epidermis fina- que yo, entre otras cosas, tengo título de buitre así es que conozco el medio de cerca) pero finalmente tuve que usarla para algo que resultó prioritario. Además, había encontrado una casa que me acomodaba, pero el sector no nos mataba mucho, el tema es que dejamos que pasara la vida. Y pasó.

Sucede que llegó aquel 27 de febrero nefasto en que medio Chile se derrumbó y tanto dueños, como corredores de propiedades, comenzaron a “hacerse la América” con el tema de las casas. Se volvieron locos y la gente que había perdido cosas y estaba aterrorizada aceptó la locura.

Si una casa regular tenía precio de renta de 250.000 pesos antes del terremoto, después subió a 350.000. Y no me vengan a decir que sólo en los barrios del sector Oriente, porque es mentira. Si se dan el trabajo de  revisar en cualquier portal de arriendos verán que hasta en los barrios periféricos han subido…y es una calamidad.

Ahora, la pregunta del millón. ¿Si el promedio del chileno gana entre 300 mil y 500 mil pesos, cómo puede arrendar una casa si le piden que gane tres veces más del valor del arriendo?

Por otra parte (y eso ya no es problema mío), me da urticaria cuando veo arriendos sobre los 650 mil pesos y hasta 3.000.000. Si tengo esa plata mensual, me compro una casa fantástica…pero hay gente que paga.

En fin. Ese es el tema. No encuentro casa a precio decente. Imagino que esta locura pasará en algún momento…cuando las propiedades lleven meses desocupadas (aunque no lo crean, sé de algunas) y sus dueños prefieran volver a la realidad y dejar de creer que tienen la gallina de los huevos de oro.

5 pensamientos en “Arrendar casa, una broma pesada

  1. Creo que los últimos meses del año no son buena época para alquilar. Es simplemente una atrevida opinión, así que puedo estar totalmente equivocada.
    Como sea, espero que el éxito corone tus esfuerzos.

  2. Es la pura y santa verdad. He visto casas enteras indecentes a 350.000 lucas mensuales!!!!!! Chaaa, de aonde, digo yo.

    Paciencia nomás, ya llegará la casa. Y si sé de algo, te cuento.

  3. Por la plata que mencionas mejor la pagas en un dividendo y la casa queda para ti.

    Otra solución, por gente que conozco es hacer un leasing financiero con el propietario y el arriendo del inmueble se considera como cuota pagada.

    Yo ni loco voy a desperdiciar 350 lucas o más en un arriendo.

  4. Las comunas están pobladas de sectores pirulos…ya no importa si huechuraba antes era un potrero…ahora te hacen una fachada top en la vivienda y uno se cree abc1…
    Todos queremos vivir bien,pero a un alto costo?
    Me gusta mas una casa…algo verde que pise.

    cariñusss!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s