¡ Oh!

Hay gente que odia las sorpresas. A mi me encantan. Sobretodo si es algo que nutre el intelecto o el alma. Claramente no me gustaría ser sorprendida por un ratón en mi casa, por un incendio o por un ladrón, cae de cajón. Pero descubrir cosas a la vuelta de la esquina que no había visto, caminar por otra calle y toparme con alguien a quien quiero y no veo o una felicitación de alguien a quien no le soy muy grata, pueden “hacer mi día”, como dicen los gringos.

Ahora, si eso lo llevo al disfrute de los libros, la sorpresa siempre es grata. Hay algo que ustedes deben saber es que, después de entrar a  un taller literario o aprender más sobre literatura, el siguiente paso es  “la pérdida de la inocencia” y es cierto.  Claro, porque todo lo que antes consumíamos sin discriminación nos parece pésimo y ya no difrutamos con cualquier autor. Es que el conocimiento ha afinado el gusto y nos ponemos selectivos. Es bueno, pero también implica una desilusión porque ya no son tantos los momentos en los que vibramos con algo.

Bueno, el cuento que- si, reconozco- se está haciendo largo es que ayer saqué algunos clásicos de la biblioteca del colegio y me quedé pegada con H.G Wells , escritor británico conocido por sus novelas “La Guerra de los Mundos” o “El hombre invisible” entre otras y  a quien algunos han llamado el “padre de la ciencia ficción” (no es novedad, estamos llenos de padres literarios huérfanos de hijos). El tema es que el señor este no sólo fue un gran novelista sino también un eximio cuentista. Me sorprendió con sus cuentos: ma-ra-vi-llo-sos, de verdad. Me gustaron especialmente  “La puerta en el muro” y “La historia del difunto señor Elvesham”.  Va la recomendación, por si lo tienen al alcance.

8 pensamientos en “¡ Oh!

  1. Encuentro que algo parecido pasa con la música, hay gente que cada vez escucha cosas cada vez más evolucionadas, como rock progresivo (se me ocurre como ejemplo).

    Me pasa que agarro un libro y le doy la oportunidad hasta como la página 60. Me pasó con uno de la Marcela Serrano que lo encontré entero básico y con Thomas Mann y la “Montaña Mágica”.

    Poco tiempo tengo pa leer ahora. En fin, cosas de la maternidá.

    Un abrazo.

  2. Yo aún sigo disfrutando de aquellos libros “fáciles”, por llamarlos de alguna manera. Pero debo decir que me gusta viajar por ambos mundos, siempre y cuando sean interesantes y entretenidos.
    Saludos

  3. Yo también estoy enamorada de la Literatura que es un mundo abierto a tantos temas. Yo de vez en cuando escribo poesía y cuento corto, creo que es lo mío el cuento corto. Me agrada tu blog es un paseo muy agrandable en el.

    saludines

    **Alma**

  4. Leí la guerra de los mundos cuando era chico y me gustó.

    No sabía que hiciera cuentos también, voy a tratar de conseguir algunos de sus cuentos para leerlos, de seguro deben ser buenos.

  5. ultimamente me ha entrado esa desagradable sensación de “estar perdiendo el tiempo” si estoy leyendo ficción pura.
    es terrible. simplemente no puedo gozar el libro o, digamos, me cuesta mucho. tiene que ser un escritorazo-a.
    últimamente he encontrado una negociación con mucha novela gráfica buena que anda por ahí. algo es algo.

    saludos!
    http://lineasymanchas.blogspot.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s