El Flaite

El flaite no es humilde, es prepotente.

El flaite no tiene educación y está orgulloso de ello.

El flaite no distingue a un ser humano del otro, sólo ve enemigos.

El flaite es ‘choro’, agresivo, destructivo.

El flaite no conoce la belleza y no quiere conocerla. Por eso raya murallas, amenaza a mujeres embarazadas para robarles (*) y destruye la propiedad ajena.

Cada día veo como mi barrio se transforma por la presencia de flaites. La Reina, que siempre ha sido BARRIO, a ratos se vuelve barriada poblacional. Donde hay un parque, hay latas de cerveza o botellas de cerveza botadas. Si tienen un basurero a veinte metros ¿Por qué no lo usan? Porque sus viejos tampoco los usan, porque ensuciar el territorio de otro no significa nada para ellos o significa, igual que para los perros, sentirse dueños de él

A pesar de mi pensamiento social, no me dan ninguna pena. Me da rabia su soberbia y su prepotencia. Se que no es su culpa, que son responsabilidad nuestra o de quienes los educan…pero a veces me ganan las vísceras y ME CARGAN…porque, tarde o temprano, se convierten en delincuentes.

Si no se educa a los padres, a los abuelos, a la población en la belleza, solidaridad, la autogestión, la mirada interna y las propias capacidades- en vez de intentar hacerlos competir con las clases acomodadas- el flaite seguirá siendo flaite y su único futuro estará en las paredes odiando a la gente y consiguiendo lo mismo en el espejo.

(*) a una sobrina embarazada la encañonaron en la caja de su negocio y poco les importó su estado.

7 pensamientos en “El Flaite

  1. sabes la impotencia ante la soberbia, la prepotencia de estos tipos ( y tipas) es inmensa…

    me da pena , lata y rabia convivir con ellos… en serio y creo que no soy el único

    cariños Mary

  2. Hola Mary:
    Sin que sea exactamente lo mismo, hago un parangón con familiares de los mineros atrapados, que se exceden en sus pedidos, sin comprender plenamente lo que se está haciendo por ellos. Me resultó irritante en los primeros días tras el contacto, el que algunos se quejaran que “apenas” podían conversar con los suyos un minuto por familia (total, 33 minutos). O que “apenas” les podían mandar por “el hoyito” una carta diaria. Los técnicos decían que “el hoyito”, también debía ser usado para mandar comestibles, medicamentos, etc.

    Un beso.

  3. Oh el flaite, ya casi una institución.
    Viene a ser la deformación más extrema de una cultura.

    Pareciera ser que la naturaleza se ha ensañado con la clase media, ya que no basta con los impuestos, sino que faltaba que aparecieran estos engendros, humanoides, animales deformes o no se como llamarlos que vienen a robar, asaltar, dañar la propiedad, violar, etc.

    He escuchado por ahí el dicho que matando al perro se acaba la rabia, pero a veces creo que es una medida muy extrema, aunque dan unas ganas de matar a uno derrepente.

    Primera vez en tu blog, está muy interesante.

  4. Hola!!!
    Los detesto con toda mi alma……Creo que el problema no es que no conozcan la belleza, sino que les molesta, les provoca odio y por eso todo lo destruyen….no se sienten cómodos en un ambiente limpio, DEBE haber basura, los buses, los paraderos DEBEN estar rayados y rotos, no importa que ellos mismos sean los que los usan…..incluso en las salas de espera, te has fijado que no pueden ver una revista sin doblarla, arrugarla, destruirla? No hay como educar a quien no tiene interés en mejorar……la solución seria mandarlos a todos a una isla….
    Hace tiempo que urdía pasar por acá, de a poco iré leyendo tus entradas, saludos!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s