Ángeles y Amigos

El Método, Lita Donoso Ocampo

Creo que todos influimos en la vida de todos. Sin embargo estoy convencida de hay gente que tiene el poder y la misión  de hacerlo siempre, como una forma de vida,  abriéndoles puertas a los demás, encendiendo lámparas que iluminen el camino para evitar que tropiecen (tropecemos) a diario. Ahora, si a nosotros se nos olvida encenderlas después…bueno, ese es otro cuento.

Entre los numerosos milagros de mi historia- que suelo olvidar cuando me veo envuelta en la cancerianada – está la mágica hermandad que me une con Lita Donoso. Ella ha estado en momentos claves de mi vida. Primero como terapeuta, luego como amiga. No voy a develar aquí mis hitos personales, pero sí quiero insistir en lo importantes que han sido sus intervenciones “casuales” en momentos precisos. Ella es una “buscadora”, como se autodefine y también vive iluminando con sus descubrimientos a los demás.

Ayer la fui a ver y me quedé con una sensación de gratitud inmensa por el tiempo y el cariño que recibí de ella. Mi hija me comentaría después: “Son ángeles-amigos” y , por Dios que tiene razón. Por fortuna, a través de su trabajo y sus libros (Sanaciones milagrosas y El Método) sigue compartiendo lo que sabe y lo que aprende con muchísima gente más.

Una de sus luchas personales ha sido el tema del ‘ego’ y así lo comenta todo el tiempo, pero es algo con lo que tendrá que vivir. Hay un sinfín de entrevistas en Chile y en el extranjero a raíz de su éxito editorial. Revisándolas y con el objetivo de presentárselas aquí, me llamó la atención especialmente ésta, por lo bien que la percibe la periodista. También me encantaron algunos de los comentarios de quienes han leído El Método y que se sienten muy agradecidos.

Si quieren saber más del trabajo de Lita, pueden ir a Alkymia Global.

Esta breve nota es para compartir un poquito de su luz con ustedes.

Un abrazo

6 pensamientos en “Ángeles y Amigos

  1. Quedé super interesada y eso que yo a los libros de autoayuda le hago la cruz desde mi adolescencia cuando quedé chaaataaaa de leer a Wayne Dyer, uf!

    Un abrazo, mi Mary.

  2. En general huyo de los libros de autoayuda, solo de oir el título, pero esto suena super interesante, creo que habia escuchado del tema pero no referencias personales, a ver si investigo un poquito más

  3. Sí, es cierto, rara vez se ven estrellas fugaces, pero cuando aparecen no se olvidan nunca, más aún, alberga la deliciosa esperanza de volver a aparecer uno, y entonces no te cansas de volver contemplarlos mirando el cielo, aunque sea en recuerdos.

    Saludos cordiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s