Retiro la demanda

Pelluhue al día siguiente del terremoto (foto:Daniel Reyes)

Esta mañana le decía a una amiga que tenía ganas de entablar una demanda a Dios, por el dolor de nuestra patria, por lo que sucede en el mundo; porque el contrato que nos otorga al nacer no admite derecho a pataleo, porque no nos da un manual para iniciar ni terminar la ruta. Es decir, hacemos un viaje sin garantías de ninguna especie y el peaje suele ser, a ratos, demasiado caro.  Además de eso, en lo personal, usualmente vivo la frustración de no poder cambiar mi cheque por otro más contundente. Lo intento ( se lo juro a los cobradores, pero no quieren creerme) y no resulta.

Bueno, en eso estaba, pensando en quién podría ejercer de abogado para la querella, cuando, por arte de magia, me llegó una cadena de oración donde alguien agradecía a Dios porque su familia, sus amigos, sus conocidos estaban bien; tenía casa, comida, luz, agua y gas.  Entonces pensé que no tenía derecho a seguir con el juicio. Gracias a Dios, mis hijos y yo estamos bien y aunque falten cosas, el cotidiano sea difícil, estamos juntos y sanos. Por tanto, agradecida y algo avergonzada, retiro la demanda.

PD: La foto es de Daniel Reyes, hijo de mi amiga Marcela, a quien tuvo con el alma en un hilo por un dia porque viviò el terremoto en la zona del epicentro. Cuando logrò comunicarse, habìa decidido quedarse a colabora

11 pensamientos en “Retiro la demanda

  1. no queda más que sacudirse el estrés post traumático y ponerse a ayudar a todos lo que este terremoto dejó al debe. nosotros la sacamos gratis!

    un beso alegre por saber que estás bien.

    un abrazo, querida Mary

  2. Me alegro de que estéis bien, debe de dejar una sensación de estupefacción golpes como estos. Espero que toda la gente de tu tierrica se recuperen pronto y tiren p’alante. Corajudos!.
    Un abrazo grandote.

  3. Mary:

    Recibe muchos abrazos y besos.

    Terremotos, inundaciones han herido a Chile, antes a Haití, y a otros lugares. He estado pensando en todo eso.

    Que bueno que estás bien, con los tuyos. La reconstrucción de lo perdido tiene que hacerse.

    Recuerdo una declaración de un mexicano de la costa del oceano Pacífico despues del paso del huracan Paulina, en 1997: Sólo nos quedó el cuerpo para seguir viviendo.

    Cuídate.

  4. Como me sentí identificada con tu post!!

    También retiro la demanda, pero apuesto que en un tiempo más… cuando se me olvide el terremoto… me van a dar ganas de volverla a poner.

    Saludos!!!

  5. que lindo lo que escribiste… la verdad es que yo no creo en dios, pero si creyera en él, seguro no tendría tu nobleza para quitar la demanda… me parece que hace rato se merece una, no sólo por los terremotos sino por todas las cosas injustas que pasan en el mundo y por dejar a tanta gente sufriendo a costa de otros…
    un abrazo!

  6. Voltaire se enemistó con la fe a raíz del terremoto de Lisboa. Por suerte los castigos divinos ya han pasado de moda. Besos y abrazos.

  7. Canto por conocer la causa
    sin mas efecto que los hechos,
    telúrica y volcánico,
    recibo la inspiración de alguna Musa
    para cantar estos sentidos versos.

    Una esperanza tenemos,

    Valgan las rosas, los poemas,
    aires de la pasada primavera,
    emergen hacia la vida,
    la llama que no se apaga.

    Pedro Frez
    14 – 3 – 2010

  8. Mary, si hubiese leído tu primer párrafo hace 10 años habría concordado contigo en la Demanda a Dios. Sin embargo, con el paso del tiempo he llegado a creer firmemente que hay un antes y un después de este peregrinaje llamado vida; un antes cuyos registros aparecen de vez en cuando y encadenan todo aquello que debemos aprender y superar en este paso y un después, cuyo paso sera la continuación de nuestra evolución de conciencia.
    Dios, Elohim, El grande Arquitecto del Universo, Yhave o como prefieras llamarle no pone condiciones o castigos, así como tampoco nos exige sacrificios a cambio de favores. El hombre debe (creo yo) aprender a hacerse cargo de si mismo y pedir ayuda de corazón (a Dios, Su ángel de la guarda, maestros, el universo,etc.) para tener la fortaleza y tomar decisiones firmes, superar sus miserias y vencer sus demonios. Las pruebas como la vivida en Chile, a cada uno de nosotros nos afecta, a alguno los golpea de frente a otros nos hace reflexionar profundamente y a otros sencillamente lo ven como algo lejano y es ahí, donde cada uno se enfrenta a la posibilidad de avanzar y fortalecer el espíritu.

  9. Yo también doy gracias porque ninguno de mis conocidos sufrió consecuencias del terremoto; por otro lado, espero que Chile se levante y las cosas sean mejores de lo que fueron, que se aprendan las lecciones.
    Cariños, Mary.

  10. Al paso de los días, nos damos cuenta de las razones de Dios. Pero no es nada fácil aceptarlo.

    Espero que estés mejor. No me olvidé de ti.

    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s