Cambios

                                       telefono2

Aunque no lo crean, cuando era chica no existía el SLM (servicio local medido) del teléfono a pesar que el servicio era un monopolio, la CTC (Compañía de Teléfonos de Chile que años después se entregaría como una cualquiera a los españoles de Telefónica).  Bueno, los cuarentones lo recordarán.

La cosa es que uno podía pasarse horas hablando estupideces con las amigas aunque media hora más tarde los resignados progenitores te trasladaran a la casa de la otra interlocutora para “juntarnos un rato”. Recuerdo muchas tardes eternas en las que no sólo conversaba con mi mejor amiga sino que hasta cantábamos, sí…¡cantábamos! (normalmente ejercicios de coro tipo “tumbay, tumbay, tumbay, tumbay, tumbay, tumbay, dom dom dom, diri diri dom, diri, diri, diri dom dom, tray lara lay lay, tray lara lay lay, tray lara lay lay tray la”  seguidos por canciones de Sui Generis a dos voces) para volver a hablar leseras. Como hija única no tenía a nadie que compitiera conmigo por usar el aparatito así es que sólo cuando era mucho – un par de horas, el mismo tiempo “mínimo” que pasan nuestros hijos en Internet- recibía algún recordatorio por parte de mis viejos para que terminara la comunicación.

Con el tiempo, la compañía tuvo competencia, mejoraron los sistemas, empezaron a cobrar por las llamadas, los aparatos cambiaron pero la “utilidad” para niños y adolescentes sigue siendo la misma. No en balde los publicistas han usado el “corta tú; no tú; no corta tú” para reirse de las parejas y graficar típicas reacciones adolescentes. Pero no sólo se da con los pololos, sino  también  con las amigas cuando las niñitas tienen entre 10 y 12 años app y puede ser un agote para los papás.

El cuento es que este parece un retrato de nostalgia pero no lo es. Sucede que, desde hace un par de años, no tengo teléfono fijo porque creo que es un gasto más. Mis niños y yo nos manejamos con celulares y, salvo la mayor que está en la onda del “corta tú” con el pololo pero que por fortuna es llamada por él,  no tenemos dramas. Además, las conversaciones largas ahora son mitad por chat de mns o facebook y mitad por celular entonces no he tenido la necesidad de instalar línea fija hasta ahora…

Por un tema de pega voy a estar fuera del país y me gustaría que los niños tuvieran más alternativas para comunicarse con abuela, tíos y otros próceres que constituyan seguridad y contención afectiva. Por ello, me decidí a volver a utilizar el aparatito pero lo que parecía muy fácil resultó un cacho. Pensé que teniendo banda ancha móvil con Entel, los tipos correrían a ponerme la línea fija pero no…p.p como dice una amiga (puros problemas) y p.p.p ( imagínate) como digo yo que soy menos decente que ella…primero descubrí que no todas las oficinas atienden para el trámite así es que, después de correr hasta Pza Egaña, hacer cola (mal informada por el guardia) y conversar con uno de los “ejecutivos” que te atienden de pie frente a una pantalla para entregar un número que te deriva a otro “ejecutivo” que me dijo a donde “debía dirigirme”  tuve que correr hasta la oficina de Av 11  de septiembre en Providencia  y esperar para ser atendida por otro “ejecutivo” que terminó diciéndome que, salvo que contratara internet fijo, la compañía “no invertía en líneas a particulares” . ¿Será legal?

Claramente me cambié a Entel y su banda ancha móvil porque es más barato. Si hubiera querido otro servicio me habría quedado en otra compañía…o sea.

Creo que estoy deshechando la idea del  teléfono fijo y los próceres tendrán que estar atentos no más…al menos al mail o al chat.

Chile, Chile lindo…

¿Cuándo terminará la política de por qué hacerlo fácil si difícil también se puede?

5 pensamientos en “Cambios

  1. Mary claro que me acuerdo, en esa época existia el DDD discado directo distante, porque se discaba, no se digitaban los números
    y si querías llamar al extranjero renias que llamar a la telefonista…
    Y si, los servicios estan cada vez peores ya que los consumidores somos unos desprotegidos.

  2. Mary Rogers
    Pte:

    Es un agrado saludarla desde su blog, que he seguido algunas veces, a través del blog de nuestra amiga María Pastora. Me sorprendió que era la misma Mary Rogers de programas de Tv de hace algunos años.
    Primera vez que me atrevo a opinar en su blog, porque el tema es inquietante para muchos consumidores que estamos desprotegidos ante las transnacionales, esta vez las de comunicaciones. Me parece que los usuarios y consumidores en general no han sabido exigir sus derechos que están avalados y regidos por la Constitución y las Leyes de nuestra República de Chile. En mi modesta opinión, los chilenos tenemos que fortalecer mucho más. el mismo SERNAC (Servicio Nacional del Consumidor) que es una instancia creada para tales fines.
    Cordialmente,
    Pedro Frez

  3. Hola!!!

    Disculpa la intromisión pero es una información que podría ayudar a más de alguien y no tiene fines lucrativos.
    Somos una fundación que presta ayuda gratuita y confidencial en temas de drogas. Te pedimos que visites nuestro Blog y ojalá te hagas seguidor de él. En ese lugar podrás encontrar información muy util para consumidores de alcohol y droga que quieran conocer formas de rehabilitación, haciendo consultas directamente o entrando al chat online donde serán asistidos por voluntarios que están preparados para orientarlos y contenerlos en caso fuera necesario de forma anónima y confidencial.

    Entra a http://www.fundacionparentesis.blogspot.com y haz todas las consultas. O si prefieres llama directamente desde cualquier parte del país al 188 800 200 200. Llamada Gratuita y confidencial.

    Te esperamos, Muchas gracias y nuevamente, perdón por la intromisión.

  4. ¡Qué desgraciados! A mi también me pasó, luché un montón por tener banda ancha porque (curiosidades de este sistema) entre más céntrico estés, más dificultades te ponen para instalarte los servicios… un asco! Y en cambio tengo amigos y familiares que viven en sectores más periféricos y el trámite les resultó mucho más sencillo ¿quién lo entiende?

    Saludos.

    Anaís S.

  5. Wow!, sé que tu post finalizó en un tema totalmente distinto, pero el inicio me recordó mis años de adolescencia, cuando con mi yunta del colegio, a pesar de vernos todo el día, hablábamos por las tardes alrededor de 2 horas. Mi papá se ponía de todos los colores posibles ante mi desfachatez de teenager, pero era demasiado fantástico hablar ridiculeces hasta quedar con la oreja roja. Recuerdo que escuchábamos canciones y cantábamos también, onda “conoces esta canción?… ‘do you believe in life after love?… i can feel something inside me saying…’ ” (sí, bien gay la referencia😐 … pero era el pop imperante en ese momento).

    Bueno, te agradezco las visitas. Me he puesto súper ingrato pero es porque me queda 1 mes para entregar mi tesis y estoy a full trabajando en ella. Quiero titularme con distinción máxima, sé que es ambicioso, pero es mi última gran meta académica.

    Cuídate mucho y suerte con tus desafíos de pega.

    Chris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s