De doña crisis y el empoderamiento de los funcionarios

brujanbc

Doña Crisis se ha instalado en las casas, los colegios, el barrio, la ciudad, el país, el continente, el planeta y cada día crece más. Se alimenta del miedo y las noticias que dan miedo, se proyecta y consigue agrandar su imagen. Se está apoderando de todo. Entonces ya no afecta sólo a los que creen en la fuerza del pensamiento, ataca a los que no creen… porque ella se ha hecho realidad.

Es necesario señalar que  no trabaja sola, lo hace de la mano de todos los parásitos que, gracias a su gordura, se alimentan de  poder: pequeños comerciantes, relatores sensacionalistas, políticos sinvergüenzas y funcionarios que manejan alguna clave que nos permite acceder al bien que escasea: lucas. 

Hoy lo viví. Cuando el número 33 me envió a su escritorio supe que no saldría bien de la oficina. Con suerte respondió el saludo, no reaccionó frente a la sonrisa y su voz emergía como de ultratumba. Es probable que tenga los mismos problemas que todos, pero si atiende público NO puede estar con esa cara de asco y desconocer la empatía. Apenas firmé el papel que me matriculaba para un crédito de cuatro millones de cuotas…me advirtió que no me lo otorgarían porque la firma …no era igual a la del carnet…o sea….quería que la hiciera monga como salía en el antiguo cuadrado de cartón que ponen en el registro civil. Bueno, como soy livianita de genio, hasta ahí quedó el préstamo. Y yo que andaba tan “ensecretada” y tan positiva. WTF

8 pensamientos en “De doña crisis y el empoderamiento de los funcionarios

  1. Entiendo que estés enojada con el pelota aquel, pero cumplo con recordarte que detrás del pelota hay un hinchapelotas que le enrostrará el que él no te haya hicnhado a tí. Te tocó el último eslabón de la cadena, el que recibe las órdenes o queda cesante. San Crisis…

    Saludos sangrientos

    Blood

  2. Pucha Mary, lamento lo que te pasó, pero es lo que comunmente les pasa a todos. Ponen a esos seres salidos de quien sabe donde, sin cerebro, sin familia, sin sentimiento, sin empatia, sin el mas minimo de respeto y consideracion por el genero humano, y los ponen en puestos claves.
    Lo descubres cuando llegas a una posta de urgencias con alguien accidentado, y ese mismo ser inhumano te obliga primero a sacar un numero y a esperar que te atiendan para explicar las razones de la urgencia, vas a sacar numero y te toca el 307, y descubres con espanto al mirar el visor de letras rojas que recien van en el 07 color verde. Preguntas a alguien por un supervisor o un medico, pero te retienen y te obligan a esperar turno. Al final te resignas y esperas una hora para recien llegar a la ventanilla. Te atiende una señora muy empatica, que pide tus datos y te pregunta el porque de la urgencia… (resumiendo el cuento, espere tres horas y media en la posta, al final no atendieron a mi abuela. Llegó una urgencia mayor y dejaron de atender a todos. Preferi traermela a casa. Afortunadamente no era nada grave, seguro una baja de presión… pero es la realidad de todos los dias en una repartición publica).
    Un abrazo.

  3. Blood:
    Hablé con la pelota que hinchaba a la primera pelota y estaban coludidas…
    un abrazo

    Marco Antonio:
    Lo tuyo es más grave porque se da a menudo. Conozco casos muy cercanos que vivieron la experiencia y, afortunadamente, vivieron para contarlo pero otros no tuvieron la misma suerte (el hijo del Gato Alquinta, por ejemplo).
    Sigo pensando en la ley de la atracción: a veces basta un segundo de mala onda para enganchar y caer en espiral. Me falta paciencia.
    Un abrazo

  4. Te rechazan por firma? eso es raro, muy raro…

    Tal vez era más fácil haberla hecho tal cual. ja, si se que ya no sale.

    De la cara de boldog de tu ejecutivo, eso pasa cuando están trabajando a entero disgusto, es un mal del chileno común…

  5. La burocracia es la misma estemos donde estemos. Aquí se suele decir: ” Los asuntos de palacio van despacio”. Siempre que necesitas hacer algún trámite te ponen algún obstáculo. Es increíble e indignante a partes iguales.

  6. Hola Mary:

    Me he puesto al día con tus recientes post.
    Eso de la firma que no coincide parece ser más común de lo que parece. Hace poco le hice un cheque a un técnico que me arregló el refrigerador y al pobre le rechazaron el mismo por no coincidir supuestamente. Me lo trajo de vuelta otro día y todavía no descubro la diferencia entre “esa” firma” y la que está en mi cédula de identidad. Me recuerda simplemente el viejo cuento español que si muero en Barcelona que me entierren en Madrid…y si muero en Madrid que me entierren en Barcelona.
    ¿Por qué?
    ¡Por joder!

    Cariños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s